Imaginaros  con un entrenamiento  bien planificado,  o con menos días de fiesta en septiembre.

XIX TRIATLÓ CIUTAT D’OLIVA. DISTANCIA OLÍMPICA
Un gran reto y objetivo cumplido.
 Dos kilómetros nadando, 47 kilómetros en bici y 10 km corriendo componían el tradicional Triatlón Olímpico de Oliva, último de la temporada y que llegaba después de una semana “rara” donde las haya, ya que muchos de los nuestros se quedaron sin piscina para nadar, otros entrenaban en secreto, unos en Asturias, otros de fiesta en fiesta y algunos descansando. Sin embargo, siete fueron los colivencs (Rives, Txus, Jose.L, Héctor, Rojas sénior, Emilio, Antonio y seis más como espectadores) que acudieron a realizar esta popular prueba que estaba marcada en el calendario de todos como el reto de la temporada, y así fue, todos consiguieron acabar el duro triatlón, unos en mejor condición que otros, pero lo más importante es que acabaron todos.
 Siempre con prisas. Esta es una de las características de los deportistas del CE.Colivenc, que casi se quedan sin realizar el triatlón ya que llegaron a 20 minutos del comienzo de la prueba por un mal cálculo en los km. Una vez pasados los nervios y gracias a que se retrasó la salida del evento, los 7 colivencs estaban dispuestos a empezar el duro triatlón con un tramo en aguas marinas, dándole 2 vueltas a un circuito de boyas.
 “¡Cómo nada el veterano!”. Empezaron a salir del agua los 350 triatletas para dirigirse a boxes. El primero de los nuestros Rubén (Rives) que salió muy cerca de los primeros (19º) realizando un tiempo de 30’50’’, a continuación salió Txus y pisándole los talones el veterano Antonio que realizó muy buen sector de natación, haciendo un parcial de 32’. Todo lo contrario que Héctor que realizó una pésima natación y casi sale del agua, apareció 3 minutos después junto con Jose.L (Camilín) al que le salió mejor pero se durmió un poco en la transición. Faltaban dos, Emilio y Rojas, éste último fue el siguiente en llegar y nadó en modo “reserva” ya que era el primer triatlón de la temporada que realizaba y no quería arriesgar, poco después con 44’ llegó Emilió dispuesto a remontar con la bici.
 Llegó lo bueno. Así es, si algo caracteriza a este triatlón es su duro pero bonito trazado ciclista, con dos mini puertos incluidos y bastantes kilómetros por recorrer (47). Ruben y Txus realizaron un buen sector, el primero se codeaba con grandes triatletas y el segundo fue en un grupo más numeroso que se fraccionó al llegar al duro puerto. Después de pasar los dos puertos cada uno hizo lo que pudo en su grupo para llegar lo más rápido y mejor posible (1h22’33’’ Rives y 1h23’22’’ Jesus) a disputar la carrera a pie. Por detrás, en un numeroso grupo de más de 50 ciclistas, se juntaron a mitad de recorrido 3 colivencs (Héctor, Antonio y Jose.L) justo antes de empezar a subir el primer puerto. Para Héctor la carrera empezó aquí ya que atacó fraccionando el numeroso grupo y se marchó junto con otro triatleta hasta la cima, dejando detrás a Camilin y al Veterano Antonio al que le faltó un poco de chispa en este sector. Héctor se marchó por delante con un pequeño grupo y realizaría el mejor parcial de los nuestros (1h21’50’’), Jose.L (1h24’12’’) y Antonio (1h31’06’’) hicieron lo que pudieron en sus diferentes grupos y llegaron un poco más tarde. Rojas tuvo mala suerte y pinchó, no obstante reparó la rueda y siguió aunque ya había perdido mucho tiempo. Emilio adelantó a Rojas pero ninguno de los dos se dio cuenta.
 Solo quedaba un sector, pero qué sector… 10 eran los kilómetros a pie que quedaban por delante. El flato fue el mayor protagonista de este sector, ya que la mayoría de los colivencs lo sufrieron en alguna parte del recorrido. Uno de los más perjudicados fue Rubén (45’47’’), el cual iba perdiendo posiciones muy rápidamente y fue adelantado primero por Jesús y después por Héctor que corrió de menos a más, realizando un tiempazo los dos (39’32’’ Héctor y 39’42’’ Txus) en este sector. Jose.L se arrastró, con dolor de barriga, flato…pero acabó (46’32’’). Antonió respiró aliviado cuando dejó la bici y se puso a correr (44’53’’). Emilio también se encontró más cómodo y realizó muy buena carrera (43’33’’). En cuanto a Rojas, ya desmoralizado y reventado de la prueba acabó como pudo (59’).
 En fin, todos acabaron. Ya con el avituallamiento en las manos y con el rostro cansado, pero contento a la vez por haber realizado un triatlón de distancia olímpica, tocaba comentar la carrera, aunque algunos tardaron unos minutos en poder hablar. Finalmente Jesús fue el primer colivenc, ocupando el lugar 33º en la general y con un tiempo total de 2h35’33’’siendo también el primero de su categoría, en la cual solo 2 triatletas se atrevieron a dar el paso a la distancia olímpica. A continuación llegó Héctor, 43º de la general (2h37’07’’) ocupando un merecido 4º puesto en la categoría sub-23. Rubén acabó como pudo, 52º lugar con 2h39’14’’. Jose.L 94º y un tiempo de 2h46’26’’. A continuación llegaron nuestros dos veteranos, Antonio (2h51’26’’) 124º y segundo en su categoría, y Emilio (3h10’27’’) 211º y 4º en su categoría. Finalmente Rojas pudo acabar su primero de la temporada a pesar de los problemas mecánicos con 3h34’55’’.
 Por equipos ocuparon una gran 8ª plaza de 23 equipos, lo que muestra el gran nivel que está adquiriendo la sección de triatlón de este club, que ahora mira hacia la temporada de duatlón. Ah, no se me olvida la gran paella para los 13º colivencs presentes que nos ayudó a recuperar fuerzas. El año que viene más.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.